Orquídea vieja y amarillenta: aquí está el ingrediente antioxidante para resucitarla en poco tiempo. No vas a creer lo que ven tus ojos.

Al ser una planta tropical acostumbrada al calor húmedo, a la orquídea no le gusta el exceso de agua, lo que provoca la pudrición de las hojas y las raíces. La orquídea, como cualquier otra planta cultivada en casa, tiene su propio ciclo de vida natural.

Las causas que conducen al amarillamiento de las hojas son diferentes: con el tiempo las raíces de la orquídea ya no nutren las hojas inferiores, que tienden a amarillear y luego se caen definitivamente. Las hojas amarillentas nunca deben quitarse ni cortarse: el riesgo de enfermedades de las hojas aumenta exponencialmente. En el caso de que las hojas se sequen por completo, se pueden retirar del tallo sin causar ningún daño.

Orquídea con hojas amarillentas: se debe evitar la exposición directa

Al ser una planta tropical, la orquídea no necesita demasiada luz solar directa , sino que prefiere la luz solar indirecta. Para ello sería una buena práctica colocar la orquídea en zonas de sombra, quizás bajo el espeso follaje de los árboles. La luz solar directa y la exposición al calor pueden dañar las hojas de la planta anual perenne.

Orquídea vieja y amarillenta: aquí es donde colocarla

¿ Dónde colocar la orquídea ? el buen consejo sería colocar la planta cerca de una ventana al norte durante el verano y al sur durante el invierno. Para evitar la luz solar directa es recomendable añadir una cortina a la ventana.

orquídea

Orquídea amarillenta y al final de su ciclo de vida: ¿qué temperatura prefiere?

La temperatura preferida para la orquídea es entre quince y 25 grados centígrados. La planta sufre un proceso oxidativo si se la coloca en ambientes con temperaturas demasiado altas o demasiado frías. El estrés por calor puede acelerar la muerte de las plantas.

Orquídea amarillenta y al final de su ciclo de vida: evitar el exceso de agua

Demasiada agua acelera el proceso de amarillamiento de las hojas de las orquídeas y podría provocar la pudrición de la raíz. El riego abundante puede evitar que la planta absorba los nutrientes presentes en el suelo.

Orquídea Amarilla Moribunda: Aquí está el ingrediente que necesitas usar

Para darle una segunda vida a tu orquídea y contrarrestar el proceso de amarillamiento de la planta, es bueno utilizar una cucharada de cúrcuma en polvo . Es un poderoso antioxidante que ayuda a desinfectar raíces podridas. El polvo obtenido al moler los cultivares pertenecientes a la familia Zingiberaceae se puede mezclar con un poco de agua y rociar sobre las hojas amarillentas.

cúrcuma
La solución que contiene polvo de cúrcuma también se puede rociar directamente sobre las raíces. En el caso de que las flores caigan, es posible abonar la planta para favorecer su crecimiento y desarrollo.